ALIMENTACIÓN MENÚ SALUDABLE PARA NIÑOS SEMANAL COMIDA SANA EQUILIBRADA DIETA ADELGAZAR OBESIDAD INFANTIL

ALIMENTACIÓN MENÚ SALUDABLE PARA NIÑOS SEMANAL NUTRICIÓN INFANTIL EQUILIBRADA ACELERAR METABOLISMO

2 a 4 AÑOS MENÚ SALUDABLE NIÑOS

MENÚ SALUDABLE NIÑOS 4

4 a 6 AÑOS MENÚ SALUDABLE NIÑOS

MENÚ SALUDABLE NIÑOS 6

6 a 12 AÑOS MENÚ SALUDABLE NIÑOS

DIETA INFANTIL EQUILIBRADA PARA ADELGAZAR

 

Pautas para una dieta saludable en la nutrición infantil

 

Quieres que tu hijo coma alimentos saludables, pero ¿sabes cuáles son los nutrientes necesarios y qué cantidades necesitas? Aquí te presentamos nuestras propuestas

 

La nutrición de los niños se basa en los mismos principios que la nutrición de los adultos. Todas las personas necesitan los mismos tipos de nutrientes: vitaminas, minerales, carbohidratos, proteínas y grasas. Los niños, sin embargo, necesitan diferentes cantidades de nutrientes específicos según la edad.

Entonces, ¿cuál es la mejor fórmula para promover el crecimiento y el desarrollo de tu hijo? Échales un vistazo a estos conceptos básicos sobre la nutrición en niñas y niños de diversas edades.

 

Alimentos ricos en nutrientes

 

  • Proteínas

Elige mariscos, carne magra de ternera y ave, huevos, judías, guisantes, productos de soja y frutos secos y semillas sin sal.

 

  • Frutas

Anima a tu hijo a que coma frutas frescas, en lugar de zumo de fruta. Si tu hijo bebe zumo, asegúrate de que sea zumo natural recién exprimido, puro sin azúcares agregados y limita la cantidad que bebe. Busca frutas enlatadas en cuya etiqueta diga que son de bajo contenido calórico o que están envasadas en su propio jugo, lo que significa que tienen poca cantidad de azúcar agregado. Ten en cuenta que un cuarto de taza de frutas deshidratadas equivale a una taza de frutas. Cuando se consumen en exceso, las frutas deshidratadas pueden aportar calorías de más.

 

  • Verduras

Sirve una variedad de verduras frescas. Ponte como objetivo proporcionar todas las semanas una variedad de verduras, como las de color verde oscuro, rojo y naranja, judías y guisantes, verduras ricas en almidón. Cuando escojas verduras enlatadas o congeladas, busca las que tengan menor contenido de sodio.

 

  • Semillas

Elige cereales integrales, como pan de trigo integral, avena, palomitas de maíz, quinoa o arroz integral o silvestre. Limita el consumo de cereales refinados, como pan blanco, pastas y arroz.

 

  • Lácteos

Anima a tu hijo a que beba y coma productos lácteos sin grasa o con bajo contenido de grasa, como leche, yogur, queso o bebidas enriquecidas con soja.

 

Ponte como objetivo limitar las calorías que consume tu hijo de las siguientes fuentes:

 

  • Azúcar añadido

Limita el consumo de azúcares añadidos. Los azúcares naturales, como los que se encuentran en las frutas y en la leche, no son azúcares añadidos.

 

  • Grasas saturadas

Limita el consumo de grasas saturadas: las grasas que provienen principalmente de alimentos de origen animal, como carnes rojas, carnes de ave y productos lácteos enteros. Busca maneras de reemplazar las grasas saturadas por aceites vegetales y de frutos secos, que proporcionan ácidos grasos esenciales y vitamina E. Las grasas más saludables también están presentes de forma natural en las aceitunas, los frutos secos, los aguacates y los mariscos. Limita el consumo de grasas trans evitando los alimentos que contienen aceite parcialmente hidrogenado.

Si tienes preguntas acerca de la nutrición en los niños o dudas específicas sobre la alimentación de tu hijo, habla con tu médico o con un nutricionista titulado.

De los 2 a los 3 años: Pautas diarias para niñas y niños
Calorías 1000 a 1400, según el crecimiento y el nivel de actividad física
Proteína 55 a 113 g
Frutas 1 a 1 1/2 tazas
Verduras 1 1/2 a 2 1/2 tazas
Cereales 85 a 142 g
Lácteos 2 tazas

 

De los 4 a los 8 años: Pautas diarias para niñas
Calorías 1200 a 1800, según el crecimiento y el nivel de actividad física
Proteína 85 a 142 g
Frutas 1 a 1 1/2 tazas
Verduras 1 1/2 a 2 1/2 tazas
Cereales 113 a 170 g
Lácteos 2 1/2 tazas

 

De los 4 a los 8 años: Pautas diarias para varones
Calorías 1200 a 2000, según el crecimiento y el nivel de actividad física
Proteína 85 a 156 g
Frutas 1 a 2 tazas
Verduras 1 1/2 a 2 1/2 tazas
Cereales 113 a 170 g
Lácteos 2 1/2 tazas

 

De los 9 a los 13 años: Pautas diarias para niñas
Calorías 1400 a 2200, según el crecimiento y el nivel de actividad física
Proteína 113 a 170 g
Frutas 1 1/2 a 2 tazas
Verduras 1 1/2 a 3 tazas
Cereales 142 a 200 g
Lácteos 3 tazas

 

De los 9 a los 13 años: Pautas diarias para varones
Calorías 1600 a 2600, según el crecimiento y el nivel de actividad física
Proteína 142 a 184 g
Frutas 1 1/2 a 2 tazas
Verduras 2 a 3 1/2 tazas
Cereales 142 a 255 g
Lácteos 3 tazas

 

De los 14 a los 18 años: Pautas diarias para niñas
Calorías 1800 a 2400, según el crecimiento y el nivel de actividad física
Proteína 142 a 184 g
Frutas 1 1/2 a 2 tazas
Verduras 2 1/2 a 3 tazas
Cereales 170 a 225 g
Lácteos 3 tazas

 

De los 14 a los 18 años: Pautas diarias para varones
Calorías 2000 a 3200, según el crecimiento y el nivel de actividad física
Proteína 156 a 200 g
Frutas 2 a 2 1/2 tazas
Vegetales 2 1/2 a 4 tazas
Cereales 170 a 280 g
Lácteos 3 tazas

OBESIDAD INFANTIL CAUSAS TRATAMIENTO MENÚ DIETA ADELGAZAR SOBREPESO NIÑOS

Si queremos una alimentación saludable para nuestros niños debemos seguir los siguientes consejos

  1. Elimina de su dieta las bollerías industriales y los platos preparados como pizza, platos en salsas o gratinados. Contienen mucha grasa y demasiada sal.
  2. Ajusta las cantidades. Las raciones de un niño tienen que ser menores que las de un adulto. Por norma, no le permitas repetir.
  3. Procura cocinar de forma sencilla con platos hechos a la plancha, al horno, al microondas o al vapor.
  4. Olvídate de los fritos, los embutidos y los dulces.
  5. Usa aceite de oliva para cocinar y aliñar los platos, siempre en poca cantidad.
  6. Compra leche semidesnatada y yogures y queso bajos en grasa.
  7. Los cereales para el desayuno de los niños contienen mucho azúcar. Una pequeña loncha de pan integral es más sana y nutritiva.
  8. No te olvides de los platos de cuchara pero elimina de su preparación el chorizo o el tocino.
  9. Las bebidas azucaradas y las chuches, sólo en momentos muy especiales como las fiestas.
  10. Acostumbra a tu hijo a beber sólo agua y suficientemente. El agua ayuda a saciar las ganas de comer.
  11. Si le encanta el chocolate, permíteselo mientras sea negro.

ALIMENTACIÓN SALUDABLE NIÑOS

Para con seguir una alimentación saludable de nuestros niños, a continuación vamos a enumerar unos hábitos generales muy importantes y que debemos implantar en casa con nuestros hijos

 

HIGIENE, FUNDAMENTAL EN TODA ALIMENTACION SALUDABLE CON NIÑOS

En primer lugar los niños a la mesa y antes de sentarnos a comer, todos debemos lavarnos las manos. Es una norma que además de preparar a los niños a comer, les enseñan buenos hábitos de higiene.

 

PROHIBIR TELEVISIÓN Y JUGUETES EN LA MESA

En segundo lugar, antes de acudir a la mesa los niños deben recoger, con o sin la ayuda de los padres, a depender de la edad del niño, los juguetes que estaban manipulando o parar con la actividad con la que estaban disfrutando para que puedan centrarse en la comida y no en lo que estaban haciendo antes. Tanto los juguetes como la televisión no deben ser permitidos a la hora de la comida

 

5 COMIDAS AL DÍA SIN GOLOSINAS

Así mismo, para que los niños vengan a la mesa con apetito, se debe evitar darles golosinas, snacks u otros alimentos antes de las comidas. Lo ideal es que los niños disfruten de 5 comidas al día: desayuno, merienda a media mañana, comida, merienda por la tarde y cena.

 

AGUA SÍ, AZÚCAR NO

Además, durante la comida, se debe evitar zumos de fruta con azúcar y bebidas gaseosas. Los zumos naturales y el agua son las bebidas más recomendables para todos.

 

ALIMENTOS VARIADOS

Los niños deben comer alimentos variados, apetitosos y, si es posible, que tengan una presentación sencilla y despierte su interés y ganas de comer. Por tanto, cuando se presente un alimento nuevo a los niños, es una buena ocasión para decorar el plato de la comida. Así ellos se mostrarán más interesados en probarlo.

 

ALIMENTOS EQUILIBRADOS

Los alimentos deben estar equilibrados. Deben contener las proteínas, nutrientes y minerales adecuados y orientados al desarrollo de los niños.

 

COMUNICACIÓN FAMILIAR

La hora de la comida no consiste apenas en el acto de ingerir los alimentos, también es un momento de comunicación familiar. Es un buen momento para compartir experiencias, ideas e informaciones entre todos, para hablar en familia de las cosas que nos han pasado, etc.

 

DAR EJEMPLO A NUESTROS HIJOS

Los padres deben ser ejemplos para sus hijos en la mesa. Los niños deben saber que cuando estamos comiendo, aunque sea un biberón, no debemos hacer otra cosa. No se debe encender la televisión ni contestar a los teléfonos. Con solo decir al niño ‘pórtate bien en la mesa’, no es suficiente. Hay que darle el ejemplo.

 

NO OBLIGAR SI NO GUSTA

Cuando al niño no le gusta el sabor específico de un alimento, no se debe obligarlo a comer. Hay sabores que agradan a todos y eso se debe considerar. Hay que tener paciencia y ofrecerle otra posibilidad diferente.

 

UTILIZAR CUBIERTOS EN UNA ALIMENTACIÓN SALUDABLE

Cuando los niños tengan la edad para utilizar los cubiertos, es necesario enseñarles a cómo sujetarlos. Jamás dejarles comer con las manos o hablar con la boca llena. El aprendizaje puede ser divertido y lúdico. Cuando son muy pequeños, se les puede motivar con juegos y reforzando sus éxitos con una sonrisa o un aplauso.

 

NO JUGAR NI PELEAR EN LA MESA

Mientras están en la mesa, el momento de la comida no debe convertirse en un campo de batalla. No se trata de pelear para que os niños coman, sino alimentarles, enseñarles modales y construir un momento de unión y comunicación. Hay que tener a eso muy claro desde el principio.

En conclusión, los padres son los responsables de crear buenos hábitos de alimentación en los niños. Cuando se les inculca estos hábitos desde que son bebés, las costumbres se marcharán por si solas con el tiempo. También es importante recordar que los padres son un ejemplo para sus hijos incluso a la hora de comer.